Fondos de inversión

A primera lectura estas 2 palabras nos confunden. No alcanzamos a imaginar lo que quieren decir y muchas veces no entendemos sus significado, o nos parece tan complicado que desistimos incluso antes de comenzar a investigar de qué se trata.

Estos auxiliares de la economía son el destino más popular que el ahorro personal y familiar tienen   a la hora de disponer qué hacer con el dinero.

El inversor (partícipe) es dueño de una parte del capital que un gestor invertirá en diferentes negocios. Pueden ser varios partícipes  en un [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]. Y los resultados de la inversión (ganancias, disminuciones)  se distribuyen entre los partícipes de acuerdo a su aportación a dicho capital, de acuerdo a lo pactado al momento de contratar el fondo.

Se trataría entonces de hacer  inversiones diversas que de otro modo  no se podrían realizar,  con un margen de ganancia que garantice la recuperación del capital invertido y una pequeña porción se arriesga para obtener una mayor rentabilidad. Estas operaciones las realiza un gestor o banco  como Self Bank, quien dedica sus esfuerzos y conocimientos en la materia a lograr la mayor rentabilidad posible de lo que cada partícipe aportó. Los inversores pagan así, el servicio que el gestor les presta al mantener los fondos en movimiento y productivos.

Ya que existe un gran abanico de posibilidades de fondos (inmobiliarios, de renta fija, renta variable, etc) dependerá del profesionalismo  del gestor contratado el aconsejar a los partícipes cual es la mejor opción con el menor riesgo posible.